domingo, 23 de junio de 2013

Quisiera.

Me pregunto si en alguna parte del mundo existe una luz que brilla por mí, que espera hacerlo alguna vez a mi lado. Quisiera dejar de sentirme tan solo rodeado de gente, quisiera poder enseñarle a alguien todo el amor que tengo para regalar, quisiera saber si alguna persona esta dispuesta a sentarse un rato a mi lado a ver largas tardes pasar, si alguien me regalaría un abrazo sin pedirlo ¿Sabes hace cuánto no siento una caricia en mi rostro? Hace cuanto nadie me mira a los ojos y me dice que todo estará bien, hace cuanto no me dicen que quisieran el hogar de mis brazos pero contarlo al mundo pareciera ser una gracia, pareciera un chiste querer regalar mi amor a alguien, querer decirle que lo quiero y pedirle si quiere quedarse un ratito conmigo porque no pido una eternidad solo poder soñar en un solo despertar. Hace mucho no río como hace tiempo,  hace mucho que alguien no viene a mi vida para hacerlo realidad, hace mucho nadie me entiende y me pide la mano para que lo acompañe. Siempre soy el bicho raro que habla solo, que ríe cuando esta feliz pero que nadie lo ve, que opto llorar en silencio para no molestar, el que tiene problemas de todo, el que se enoja sin motivos, el que odia mucho pero a caso hace 19 años ¿alguien se puso en mis zapatos?.
Ya no hay días felices sin siquiera derramar una lágrima, sea de alegría o tristeza, me invadió el dolor y no sé como salir, aprendí a vivir entre las sombras en un silencio muy profundo donde también se logra reír. Dicen que todavía queda mucho por venir, por explorar y empezar a volar, y sin embargo ya no doy más, todos los días son las ganas de que solo termine, de que la luz se apague pero se supone que todos estamos acá rumbo a una misión desconocida por cumplir la cual desconozco pero que también tengo ganas de conocer y es eso hoy lo que me hace sentir vivo, abrir los ojos y decir quizás hoy si aunque no lo sea. Jamás perdí las pocas esperanzas que tengo de ver el sol sin tener que apagarse, todavía creo que alguien del otro lado espera por mí alma, que el poder sonreír ya no sea oculto sino a los gritos, que alguien quiera quererme sin tener miedo a que termine, que todo esto era solo una experiencia de vida la cual tenia que pasar pero que me despreocupe todo va a empezar a cambiar. También dicen que soñar no cuesta nada y si dentro de unos años sigo en pie espero poder hacerlo sin temor alguno y no pido rodeado de miles, solo de una persona que se atreva a quererme. Ya es casi media noche y estoy solo en una enorme casa llena de grandes suspiros, y no de comodidad sino de desconformidad, un adolescente que debería estar listo para salir rumbo a una noche llena de amigos, música y felicidad pero no, hoy también espere y no vino nadie. Creo que la soledad es la mayor enemiga del ser humano y sin embargo de mí parece ser la mejor amiga. También estoy cansado de que todos vean de esto una gran exageración que alcanza solo mirarme a los ojos para entender el dolor que llevan, aunque empece a guardarme cuando me señalaban con los dedos sin siquiera conocerme y todavía hoy pueden hacerlo, dormir es mi forma de viajar en el tiempo y seguramente esto mañana sea solo una cicatriz más de la cual me ha enseñado pero que también pido que se vaya. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu mensaje.